martes, 24 de noviembre de 2009

4 comentarios:

Juan De Dios Mujica dijo...

Hay puertas internas que a veces son dícifiles de cruzar....: algunas son muy grandes y pesadas, dificiles de mover; otras son viejas y olvidadas, dificiles de reencontrar; hay unas de las cuales no encontramos las llaves para abrirlas; también hay otras tenebrosas y oscuras, que dan miedo abrir; y otras que no tienen manilla ni cerradura, pero que sólo se pueden abrir con el corazón. Al final depende sólo de uno hacer que todas esas puertas se abran =P

Saludos Sol!

Manuel Pinto Grunfeld dijo...

No hay puerts invisibles, los ciegos somos nosotros...

Cada día más inspiradora Sol Díaz.

Me debes el autógrafo.

Saludos, Manuel.

heredizante dijo...

sol, qué descubrimiento!! mi gran puerta nueva de hoy fue tu maravilloso blog. es tan perfecto... sin nada... sus reflexiones son geniales!!!
besos desde la orilla del paraná

sol dijo...

gracias a todos por sus comentarios, me alegra saber que estos pensamientos piluchisticos lo compartimos todos...

manuel: el autografo, cuando quieras ;)