jueves, 24 de marzo de 2011



4 comentarios:

Humor sobre nada dijo...

Es una triste realidad. Deberían enseñarnos a disfrutar la vida al máximo. Que vuelva el Carpe Diem. Todos a una bacanal en el campo ;)

Sol Diaz dijo...

jajajajaja es que deberiamos nosotros tomar control de nuestras horas en vez de seguir el horario del resto

Manuel Pinto Grunfeld dijo...

Oye Sol Díaz, ¿y cuando cambien la hora se arreglará parte del problema?

Saludos, Manuel .

Sol Diaz dijo...

jajajaja hay que cambiar las cabezas y la obediencia